15.2.12

Yo leo, tú lees, ella lee...

Las mujeres leemos más que los hombres. O, al menos, leemos más ficción. Lo ratifican los estudios sobre hábitos de lectura que se publican cada semestre en España. Lo saben las editoriales. Lo comprueban los libreros, los vendedores de grandes superficies y los organizadores de eventos literarios. En las charlas de escritores, en los clubs de lectura o en las colas de firmas en las ferias, siempre hay más mujeres. A tenor de mi propia experiencia, yo doy fe.
Según las estadísticas, entre los 14 y los 24 años, las chicas ganan por goleada.A partir de ahí, la situación se empieza a estabilizar hasta que, en el tramo de los 35 a los 44, la tendencia es casi coincidente. Al sobrepasar los 45, sin embargo, la horquilla se vuelve a abrir y somos otra vez nosotras las que nos sumergimos con más frecuencia entre las páginas de una buena historia bien contada.
Esto no refleja en exclusiva el panorama español, sino que es transnacional. Hace unos años, el gran escritor inglés Ian McEwan -autor de obras magníficas como Amsterdan, Expiación o la divertida sátira que es su última novela, Solar- llevó a cabo un estudio muy poco científico pero enormemente revelador. Un mediodía de verano se dirigió cargado de libros a un céntrico parque cercano a su casa. El parque estaba lleno de gente haciendo lo que suelen hacer miles de londinenses a la hora de comer cuando tienen la suerte de que no llueva: abandonar las oficinas y disfrutar de un espontáneo picnic al sol. E casa del escritor se acumulaban un buen montón de títulos repetidos y su biblioteca estaba desbordada. Pensó que repartir el exceso podría ser buena idea, así que, acompañado por su hijo, se puso en acción. La tarea no pudo ser más sencilla: pasear repitiendo simplemente la frase Hello, would you like a free book?
Todas las mujeres a las que se dirigieron aceptaron encantadas el ofrecimiento. Algunas, incluso, les pidieron dos. O tres. Los hombres, en cambio, reaccionaron de otra manera. Más reacios, menos gratos. Nah, nah. Not for me. Thanks mate, but no, fue, según McEwan, la respuesta más común. Solamente un chico sucumbió a la tentación. Las palabras literales que el autor dejó escritas como conclusión de su experiencia fueron contundentes: cuando la mujeres dejen de leer, la novela morirá.
Una reciente investigación llevada a cabo en su mismo país-esta vez un trabajo metódicamente serio- demostró así mismo que las mujeres leemos mejor. Somos más constantes  solemos terminar los libros que empezamos, aunque es ese sentido yo debo ser una rara avis, porque confieso que, si algo no me convence, lo suelo abandonar antes de llegar a la página 50. Además, nosotras nos implicamos más emocionalmente en las tramas y nos fijamos más en los detalles. Hay, dicen, factores cognitivos y neurológicos que nos hacen así. ¿Una generalización u tanto exagerada? Quizá sí. Quizá no.
Los libros, sin embargo, tienen dos vertientes fundamentales: la de quien los lee y la de quien los escribe. Y aquí la cosa cambia sorprendentemente. Los hombre escriben más. O, al menos, publican más. Muchísimo más De cada cien nuevos títulos que aparecen en el mercado, solamente una cuarta parte lo firma mujeres. Además -o quizá debería decir en consecuencia- la gran mayoría de los libros reseñados en revistas y suplementos literarios pertenecen a autores varones. En paralelo, se percibe una proporción igualmente desequilibrada en cuanto al número de hombres y mujeres que ejercen como críticos en una tendencia que también parece universal.
¿Que pasa? ¿Dónde está la clave de este desajuste? Sinceramente, no lo sé. Y, sinceramente, me encantaría saberlo. Si alguien tiene la respuesta, que me la cuente, por favor.

Artículo de María Dueñas publicado en la revista Elle de mes de Febrero 2012

2 comentarios:

  1. Un artículo muy interesante. Estoy totalmente de acuerdo con la parte final, la mayoría de escritores "famosos" son hombres. Supongo que tendré que hacer algo al respecto.

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto que tendrás que hacer algo para cambiar eso, no esperaba menos de ti!!!

    ResponderEliminar