21.1.13

Sola en la oscuridad

Título original: Wait Until Dark
Año: 1967
Duración: 108 min.
País: USA
Género: Intriga. Thriller
Director: Terence Young
Guión: Robert Howard-Carrington & Jane Howard-Carrington
Reparto: Audrey Hepburn, Alan Arkin, Richard Crenna, Efrem Zimbalist Jr., Jack Weston, Samantha Jones
Música: Henry Mancini
Fotografía: Charles Lang Jr.
Productora: Warner Bros. Pictures


Sinopsis: El fotógrafo Sam Hendrix conoce en un avión a una modelo. La joven lleva consigo una muñeca llena de droga y la cambia por una muñeca de regalo que lleva Sam sin que éste se dé cuenta. Más tarde, en Greenwich Village, dos delincuentes que tratan de recuperar la droga se encuentran en el apartamento del fotógrafo con Roat (Alan Arkin), un despiadado criminal que ha asesinado a la modelo porque intentaba traicionarlo. Su conversación se ve interrumpida por la llegada de Susy (Audrey Hepburn), la esposa de Sam, que es ciega.

Tráiler:


Crítica:

Esta película demuestra que con muy pocos medios y sin efectos especiales se puede producir en el espectador una sensación de miedo y angustia notables. 
Su trama es sencilla: una mujer ciega que por una serie de circunstancias acaba en sus manos una muñeca llena de heroína la cual unos hombres, encabezados por un psicópata, desean recuperar a toda costa. Los hombres se valdrán de las limitaciones de la mujer con todo tipo de maquinaciones para descubrir dónde esconde la muñeca, lo que ignoran, es que pese a ser ciega, la mujer es de lo más inteligente y no les pondrá las cosas fáciles.
Sus actores, resultan todos espléndidos. Audrey Hepburn logra una destacada actuación como mujer ciega, y Alan Arkin está brillante como el líder psicópata dispuesto a recuperar la muñeca, pocas veces el cine nos ha regalado con actuaciones tan espléndidas.
Por si fuera poco, la película está dotada de una gran intensidad, con un muy ingenioso guión que nos mantiene en vilo durante toda su ejecución y nos deleita además con un intenso y gran final. Muchas películas deberían aprender de ésta, a la cual no le afectan los años. Supone un entretenimiento que a pesar de sus casi cuarenta años sigue siendo igual de emocionante
El mayor atractivo es la invidente y su manera de afrontar todas las dificultades que se presentan, que no son pocas. Una Audrey Hepburn en su madurez como actriz es lo mejor de esta película. Los fans de Audrey no deben perdérsela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario