18.4.13

La cruda realidad

Título original: The ugly truth. 
Dirección: Robert Luketic. 
País: USA. 
Año: 2009. 
Duración: 96 min. 
Género: Comedia romántica. 
Interpretación: Gerard Butler (Mike), Katherine Heigl (Abby Richter), Eric Winter (Colin), Kevin Connolly (Jim), Cheryl Hines (Georgia), Bonnie Somerville (Elizabeth), Bree Turner (Joy), Jesse D. Goins (Cliff), John Michael Higgins (Larry), Noah Matthews (Jonah), John Sloman (Bob), Yvette Nicole Brown (Dori), Nate Corddry (Josh). 
Guión: Nicole Eastman, Karen McCullah Lutz y Kirsten Smith; basado en un argumento de Nicole Eastman.
Música: Aaron Zigman. 
Fotografía: Russell Carpenter. 
Montaje: Lisa Zeno Churgin. 
Vestuario: Betsy Heimann. 
Distribuidora: Sony Pictures Releasing de España. 
Estreno en España: 16 Octubre 2009.


Sinopsis: La vida sentimental de Abby Ritcher (Katherine Heigl), una joven productora de TV de Sacramento, deja mucho que desear. Esperando al hombre perfecto, se ha quedado soltera e incluso ha llegado a pensar que está incapacitada para el amor. De repente, sus jefes deciden que forme equipo con Mike Chadway (Gerard Butler), un rudo presentador que pretende explicar por qué razón los hombres y las mujeres son tan distintos. A pesar de su zafiedad ayudará a Abby, asesorándola en sus citas y haciéndola pasar por una serie de sonrojantes pruebas para demostrar sus teorías sobre las relaciones entre hombres y mujeres.

Trailer:

video

Crítica:

La película no tiene mucha miga, los tópicos supuran por la pantalla sin cesar... pero pasas un rato medianamente entretenido. Lo bueno de este tipo de películas es que son para eso, entretener y desconectar, porque no tienes que prestar mucha atención ni sufrir demasiado; ni siquiera llegas a ponerte en la piel de ningún personaje, simplemente observas cómodamente lo que va sucediendo.
En este tipo de films suelen darse situaciones que, si bien no llegan al absurdo, lo rozan bastante. En La cruda realidad hay un par o tres de ellas, que están justo en ese límite, pero no llegan al delirio. 
Tiene algunos diálogos magníficos (los menos), otros pasables, situaciones (mil veces vistas) muy graciosas y un guión lleno de altibajos, con unas interpretaciones poco más que pasables.
En resumen, esta comedia es lo que esperas, que te haga reír. ¿Un poco exagerada? pues también, pero las comedias están para eso ¿no?.

2 comentarios: