21.4.13

Un lugar donde refugiarse

Título original: Safe haven. 
Dirección: Lasse Hallström.
País: USA. 
Año: 2013. 
Duración: 115 min. 
Género: Drama, romance. 
Interpretación: Josh Duhamel (Alex), Julianne Hough (Katie), David Lyons (Tierney), Cobie Smulders (Jo).
Guion: Dana Stevens; basado en la novela de Nicholas Sparks. 
Producción: Marty Bowen, Wyck Godfrey, Ryan Kavanaugh y Nicholas Sparks. 
Música: Deborah Lurie. 
Fotografía: Terry Stacey. 
Montaje: Andrew Mondshein. 
Diseño de producción: Kara Lindstrom. 
Vestuario: Leigh Leverett. 
Distribuidora: Tripictures. 
Estreno en España: 19 Abril 2013.


Sinopsis: Katie (Julianne Hough), una bella joven con un oscuro pasado, llega al pequeño pueblo costero de Southport, en Carolina del Norte. Allí conoce al apuesto Alex (Josh Duhamel), un joven viudo de buen corazón, y a una viuda que le enseñará a enfrentarse a las pesadillas que la acechan. Adaptación de una nueva novela de Nicholas Sparks. 

Trailer:





Crítica:

Un lugar donde refugiarse está basada en la novela de Nicholas Sparks, un autor que ya está acostumbrado a ver como muchas de sus obras (El diario de Noah, Querido John, La última canción...) se convierten en películas de género romántico. Aunque aún no he leído el libro, he de reconocer que el visionado de la película despertó mi curiosidad y no tardaré en leerlo.

Katie es una mujer que huye desesperadamente de su pasado mientras es acosada por la policía. Durante su fuga, llega a un idílico pueblo costero donde reina la paz y el sosiego y decide empezar de cero. Allí conocerá a Alex un atractivo hombre con quien iniciará una intensa amistad gracias a los consejos de una agradable vecina que, al igual que Katie, vive apartada de los problemas en una cabaña a las afueras del pueblo. Mientras tanto, un tenaz detective, no dejará de indagar para hallar la localización de la fugitiva.
Esta película tiene todos los elementos que se espera de este tipo de género: Una mujer que trata de dejar atrás un misterioso y oscuro pasado; un hombre guapo, viril y tierno, padre de dos críos pequeños con una enorme herida en el corazón que cerrar; una amiga consejera a la que confiar parte de los problemas; y un elemento que da vidilla a la historia y que recuerda constantemente a la protagonista que en algún momento es posible que el pasado de alcance a la evadida.
Un lugar donde refugiarse podría tratarse de la misma historia de siempre, fácil, acaramelada, con personajes mal dibujados y un desarrollo sonrojante. Vamos la típica película romántica, de las que a mi me gustan. Pero el film ni es un rollo ni es malo en absoluto. Creo que han sabido muy bien como combinar los elementos de los que disponen como para hacernos disfrutar de una agradable película llena de buen gusto que sabe evadir el tedioso y evidente pasteleo. ¡ID A VERLA!

2 comentarios:

  1. ¡Buf! Me ha encantado y no he podido evitar soltar la lagrimilla al final. No sé que tienen pero todas las historias salidas de la mente de Nicholas Sparks me enamora. ¡Aiiinss! A ver para cuando la próxima... Espero que pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo, esta es la cuarta película basada en una novela de Sparks que veo y la cuarta que me encanta. A ver cual es la siguiente...

      Eliminar