28.10.13

El ladrón de palabras

El ladrón de palabrasTítulo original: The words
Dirección: Brian Klugman y Lee Sternthal 
País: USA. 
Año: 2012. 
Duración: 107 min. 
Género: Drama, romance.
Interpretación:  Bradley Cooper, Jeremy Irons, Dennis Quaid, Olivia Wilde, Zoë Saldana, J.K. Simmons, Nora Arnezeder, Ben Barnes, Michael McKean.
Producción: Michael Benaroya, Tatiana Kelly y James M. Young
Música: Marcelo Zarvos.
Fotografía: Antonio Calvache. 
Montaje: Michele Laliberté. 
Diseño de producción: Alex McDowell. 
Vestuario: Simonetta Marino.
Distribuidora: DeAPlaneta
Estreno en España: 31 de Octubre 2012. 
Apta para todos los públicos.

Sinopsis: El ladrón de palabras embarca al espectador en un viaje que le traslada desde el París de la posguerra hasta la Nueva York de hoy en día para contar la historia de Rory Jansen (Bradley Cooper), un joven y exitoso escritor que descubre el precio que debe pagar por plagiar la obra de otro cuando un misterioso anciano (Jeremy Irons) se enfrenta a él afirmando ser el verdadero autor de su novela y relata los hermosos aunque trágicos recuerdos que dieron origen al libro. Al comprobar que otro hombre ha pagado caro el tesoro que contienen las palabras de la novela, Rory hace frente a cuestiones como la creatividad, la ambición y las elecciones morales que ha hecho guiado por sus propios intereses.

Trailer:


«Parte de ser un hombre es aceptar tus propias limitaciones».

Crítica:
La película aborda tres historias conectadas por lo más importante de la cinta: la literatura, los libros, las historias, las palabras. Tres historias, cada una más intensa y buena, de las que siguen una línea temporal evidente: la primera centrada en la posguerra parisina, la segunda abarca la anterior en un Nueva York actual a base de recuerdos y palabras y la tercera y última un futuro a corto plazo que abarca ambas historias. Todas tienen una conexión, y todas tienen su romanticismo.


La película nos invita a reflexionar si es posible borrar el pasado de cada uno, por muy grande que sea el éxito y fama que oculte la miseria de ese pasado. Arranca con Clay Hammond (Dennis Quaid), famoso novelista, relata ante una audiencia entregada pasajes de su último trabajo, sumergiendo a los oyentes en la historia de Rory Jansen (Bradley Cooper), un aspirante a escritor con talento pero sin capacidad para acceder al mercado editorial, hasta que encuentra un manuscrito escondido en un maletín de una tienda de antigüedades, y que aprovecha para publicar tras el fracaso de su primera novela a la que ningún agente quería en sus manos. 

Tan atormentado e inmenso es el éxito, que pronto un personaje anciano interpretado formidablemente por Jeremy Irons se encuentra con el joven para relatarle toda su vida llena de amor, muerte, literatura y depresión. Le confiesa que ese viejo manuscrito que fortuitamente encontró era de su propiedad y que merecía saber la historia que había detrás. Le había robado su libro y ese libro hablaba de la vida del anciano, cuyo deseo era que ese relato debía formar parte de la vida del joven por las consecuencias del robo.
El ladrón de palabras es una excelente película dramática, buena narración, con actores de prestigio enlazan muy bien la trama. Una película entretenida que os recomiendo que veais.

1 comentario:

  1. *_* Aún está entre mis pendientes... Tengo que ponerme manos a la obra y ver todas las que me faltan.

    ResponderEliminar