28.3.14

El árbol de la vida

Título original: The tree of life. 
Dirección y guion: Terrence Malick. 
País: USA. 
Año: 2011. 
Duración: 141 min. 
Género: Drama. 
Interpretación: Brad Pitt (Sr. O’Brien), Sean Penn (Jack), Jessica Chastain (Sra. O’Brien), Fiona Shaw (abuela), Irene Bedard (mensajera), Hunter McCracken (Jack joven), Laramie Eppler (R.L.), Tye Sheridan (Steve). 
Producción: Dede Gardner, Sarah Green, Grant Hill, Brad Pitt y William Pohlad. 
Música: Alexandre Desplat. 
Fotografía: Emmanuel Lubezki. 
Montaje: Mark Yoshikawa. 
Diseño de producción: Jack Fisk. 
Vestuario: Jacqueline West. 
Distribuidora: Tripictures. 
Estreno en España: 16 Septiembre 2011. 
Apta para todos los públicos.

Sinopsis: “El árbol de la vida” es un canto a la vida. Busca respuestas a las preguntas más inquietantes, personales y humanas; a través de un caleidoscopio de lo íntimo y lo cósmico, que va de las emociones más descarnadas de una familia de un pequeño pueblo de Texas a los límites infinitos del espacio y del tiempo, de la pérdida de la inocencia de un niño a los encuentros transformadores de un hombre; y lo hace con sobrecogimiento, asombro y trascendencia a través de una historia impresionista de una familia del medio-Oeste americano en los años cincuenta, que sigue el transcurso vital del hijo mayor, Jack, a través de la inocencia de la infancia hasta la desilusión de sus años de madurez, en su intento de reconciliar la complicada relación con su padre (Brad Pitt). Jack (como adulto, interpretado por Sean Penn) se siente como un alma perdida en el mundo moderno, en busca de respuestas sobre el origen y significado de la vida, a la vez que cuestiona la existencia de la fe. A través de la imaginería singular de Malick, vemos cómo, al mismo tiempo naturaleza bruta y gracia espiritual construyen no solo nuestras vidas como individuos y familias, sino toda vida existente.

Trailér:


Crítica: 
Pocas veces pasa. Ves una película y no sabes qué ha pasado. Me ha aburrido y me ha fascinado. Me ha parecido pedante y a la vez interesante. He sacado pocas conclusiones tras ver la cinta. Si me preguntan de qué va, responderé: "De la vida". Todo el film es una aproximación sobre la cuestión de la vida y la muerte.
El caso es que ni la recomiendo ni la dejo de recomendar, ni la alabo  ni me deja indiferente.
Cuesta seguirle el rollo y hay que verla en un día de esos que te sientes trascendental y profundo, de lo contrario es muy probable que te parezca un tostón.
Es una película construida sin diálogos, planteada a forma de retazos, discontinua. Las imágenes son las que hablan. El espectador ha de hacer un enorme esfuerzo mental para entender lo que sucede.
Si sólo quieres ver una película, pasar el rato, éste no es tu film. Este film es para aquellos que preguntan por lo que hay detrás de las barricadas misteriosas y pueden digerir tres horas de cine llevados por el poder de la metáfora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario