5.1.15

'La mujer que vivió un año en la cama' - Sue Townsend

   
La mujer que vivió un año en la cama

Sue Townsend
Espasa

El día en que sus hijos, unos gemelos superdotados, se marchan a la universidad, Eva cruza la puerta de su casa y se mete en la cama en pleno día. No está enferma. No está cansada. Y, desde luego, no tiene una aventura. Simplemente, ha llegado el momento de decir basta. Una novela delirante y profunda sobre lo que sucede cuando alguien deja de ser lo que los demás desean que sea. Una sátira brillante sobre la familia y la sociedad modernas.




"Eva se incorporó en la cama. Quería salir de ella y poner fin a tanto problema que estaba causando. Pero cuando dejó las piernas colgando, el suelo no le pareció sólido. Sintió como si fuera a hundirse entre los tablones, como si éstos fueran de gelatina. Estaba mareada"



¿Que harías si tu mujer, o un miembro de tu familia se metiera un día en la cama vestida y con zapatos, por un tiempo indeterminado?

Cuando Eva, la protagonista decide adoptar tan drástica decisión, todos los miembros de su familia piensan "se le ha ido la pinza, estará enferma, ya se le pasará...". Ninguno de ellos tira por el camino más complicado, el de averiguar las razones profundas, los motivos, el porqué de su determinación.
Y es que, aunque ni siquiera ella sabe con toda certeza porqué no quiere levantarse de la cama, motivos no parecen faltarle: su marido Brian le es infiel, ella carga cada día con el grueso de las tareas domésticas y sus hijos los gemelos Brianne y Brian Junior ya han levantado el vuelo, están en la universidad, ya no parecen necesitarla.
Curiosamente en su nuevo mundo, encerrada entre las cuatro paredes de su dormitorio, Alexander, un hombre alto, esbelto, con rastas grisáceas y muy atractivo, entra de lleno en su vida y para colmo es el único que parece comprenderla. Cuando los demás se olvidan de hacerle algo de compañía, incluso de llevarle algo de comida, allí está él para recordárselo a todos, para cuidarla. 

Sue Townsend nos narra, con mucha ironía y desparpajo como a Eva, que ya tiene cincuenta años y lleva casi veinticinco casada con Brian, le llega el momento de decir basta, de hacer un parón, de reencontrarse consigo misma y se mete en la cama durante un año entero.
Todos los personajes están muy bien definidos y es fácil identificarse con ellos en muchas ocasiones. El estilo de la autora es ágil y rápido, sin grandes descripciones y con abundancia de diálogos. La novela se lee sin dificultad y muchas de las situaciones que surgen a lo largo de ella te hacen sonreir en más de una ocasión. 
El único pero ha sido el final: me ha resultado inconcluso, me ha sabido a poco, no me ha convencido. Me esperaba un final que estuviera a la altura... A pesar de todo La mujer que vivió un año en la cama es una novela fresca y cercana, con toques de humor y realidad que te harán pasar un buen rato .

No hay comentarios:

Publicar un comentario