18.2.15

Perdida entre páginas #1

Bienvenidos a una nueva sección del blog, Perdida entre páginas. Aquí compartiré con vosotros los libros que se han sumado a mi biblioteca personal, ya sean comprados o regalados y también aquellos que fueron prestados o sacados de la biblioteca. Os haré partícipes de de la invasión bibliográfica de mis nuevos amigos de papel.
Allá vamos con el primer IMM (Dic'14 - Ene'15)

Los dos primeros libros fueron regalos de cumpleaños.
Un jardín al norte, de Boris Izaguirre. Una novela sobre Rosalinda Fox, el personaje real que inspiró a María Dueñas para escribir El tiempo entre costuras.


Y el último Premio Nadal, Cabaret Biarritz, de José C. Vales. Novela de investigación, polifónica y extravagante, una obra que esboza a través de la indagación de un crimen el retrato de una sociedad en plena agitación

Los siguientes los compré yo. El primero Valeria en blanco y negro, de Elísabet Benavent es el tercer libro de la tetralogía de la Saga Valeria que ha revolucionado las redes sociales y que no tardaré en leer.
Esa manía mía de navegar por las webs de las editoriales e indagar, no quedarme solo en las novedades o en mis autores predilectos... Así fue como por casualidad descubrí Audrey Hepburn, de Donal Spoto. Esta biografía de mi actriz favorita se remonta a sus orígenes, a su primer papel en el cine y a su consagración; además de hablar de sus amantes y desgraciados matrimonios y de la última etapa de su vida como embajadora de UNICEF.

Los últimos días de nuestros padres, de Joël Dicker fue un regalo de Reyes. Se trata de la primera novela de este autor suizo, en ella aborda un hecho de la Segunda Guerra Mundial que fue mantenido en secreto. Esta novela ganadora del Premio de los Escritores Ginebrinos.

La tierra de las mujeres, de Sandra Barneda lo gané en un concurso organizado por la editorial Suma de letras en facebook.

2 comentarios:

  1. Aquí hay alguno que me vas a tener que prestar, otros no, que ya los tengo. "La tierra de las mujeres", de Sandra Barneda gracias a ti.
    xx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, mi biblioteca esta abierta para ti.
      Relagar literatura es un placer, y si encima es a ti ¡es lo más!

      Besos

      Eliminar