16.2.15

Sin límites

Título original: Limitless. 
Dirección: Neil Burger.
País: USA. 
Año: 2011. 
Duración: 105 min. 
Género: Thriller. 
Interpretación: Bradley Cooper, Robert De Niro, Abbie Cornish, Anna Friel, Johnny Whitworth, Andrew Howard, Robert John Burke, Darren Goldstein , T.V. Carpio
Guion: Leslie Dixon; basado en la novela 'The dark fields', de Alan Glynn. 
Producción: Leslie Dixon, Ryan Kavanaugh y Scott Kroopf. 
Música: Paul Leonard-Morgan. 
Fotografía: Jo Willems. 
Montaje: Tracy Adams y Naomi Geraghty. 
Diseño de producción: Patrizia Von Brandenstein. 
Vestuario: Jenny Gering. 
Distribuidora: TriPictures. 
Estreno en España: 8 Abril 2011
No recomendada para menores de 12 años.


Sinopsis: Eddie Morra es un aspirante a escritor que sufre de bloqueo crónico, pero su vida da un giro en cuanto un viejo amigo le da a conocer el NZT, un medicamento revolucionario que le permite aprovechar su potencial por completo. Con cada impulso nervioso, Eddie puede recordar absolutamente todo lo que ha leído, visto o escuchado, aprender cualquier idioma en un día, entender ecuaciones complejas y encantar a todo aquel con el que se cruce, siempre que continúe tomando la droga experimental. Eddie no tardará en conquistar Wall Street, convirtiendo un pequeño capital en millones. Sus hazañas llaman la atención del magnate Carl Von Loon, quien le invita a participar en la fusión corporativa más grande de la historia. Pero Eddie también llama la atención de personas desesperadas por hacerse con un alijo de NZT. Con su vida amenazada y las consecuencias brutales de los efectos secundarios de la droga, Eddie esquiva acosadores misteriosos y una investigación policial intensa mientras intenta aferrarse a su menguante suministro el tiempo suficiente para zafarse de sus enemigos.

Trailer:


Crítica: 

Desde la azotea de un rascacielos, Eddie nos cuenta cómo pasó de escritor fracasado y de una vida ruinosa a hombre de negocios, poderoso y bien valorado. Todo gracias a unas pastillas que un amigo le ofreció y que le permitían trabajar con todo el potencial de su cerebro: una cascada de información que llegaba con todos sus recuerdos, una increíble facilidad para los idiomas, y habilidades que le ayudaban a percibir y deducir la mejor solución en el ámbito literario, financiero y sentimental. Pero esa transformación llama la atención de Wall Street y de Carl Van Loon, hasta el punto de proponerle la participación en una gran fusión corporativa, y también la de otros individuos necesitados de esas milagrosas drogas NZT en fase de experimentación.

Partiendo de este argumento como base, se consigue una propuesta que llama al espectador y que logra entretener creando situaciones que te hacen pensar. Todo bien hasta llegada la mitad de la película, cuando en un determinado punto la trama pierde su ritmo y los diálogos comienzan a flojear.

El resultado es un thriller con toques cómicos y dramáticos, que dejan un poso amargo derivado de la sensación de que podían haber ofrecido mucho más. A un espectador que no se haya creado demasiadas expectativas, puede entretenerle y hacerle pasar el rato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario