10.4.15

'Elizabeth ha desaparecido' - Emma Healey

   Elizabeth ha desaparecido
Emma Healey
Duomo

«Sin noticias de Elizabeth». Maud está convencida de que su amiga ha desaparecido, pero nadie le cree. Tiene setenta años y su contacto con la realidad no es el mismo de antes. Hay papelitos por toda la casa: listas de la compra y recetas, números de teléfono, apuntes sobre cosas que han ocurrido. Es su memoria de papel, que impide que Maud olvide las cosas. Y ahora tiene en sus manos una nota con un simple mensaje: «Elizabeth ha desaparecido». Es su letra pero no recuerda haberla escrito. ¿Qué le ha sucedido? Maud está segura de que su amiga podría estar en peligro. Encontrarla se convierte en una obsesión que la lleva a rememorar la desaparición de su hermana en Londres durante la Segunda Guerra Mundial.

¿Cómo resuelves un misterio cuando no recuerdas las pistas?


La protagonista, Maud, es una mujer mayor con Alzheimer. Al principio, la enfermedad no está en un estado demasiado grave y, aunque olvida muchas cosas, al menos es capaz de recordar quién es ella y las personas que le rodean.
Elizabeth es su amiga. Una vecina con la que ha tenido siempre muy buena relación. Maud tiene un montón de papelitos por toda la casa: ''no enciendas el fuego'', ''tómate las pastillas'', ''Elizabeth ha desaparecido''. Este último probablemente lo ha escrito ella, pero no lo recuerda. Sólo sabe que pensar en Elizabeth le produce mucha angustia. Repite una y otra vez que su amiga ha desaparecido. Intuye que su amiga está en peligro y su obsesión por descubrir lo ocurrido la llevará a rememorar la desaparición de su hermana durante la II Guerra Mundial.

Todo está narrado con mucha dulzura y cariño. La autora nos traslada a los lectores la empatía que siente hacia Maud y nosotros no podemos evitar empatizar también con ella. La forma que tiene de mostrarnos la mente de una enferma de Alzheimer, es uno de los puntos fuertes de la novela. No puedes evitar meterse en la mente de la pobre Maud y sentir lo que le pasa.
La historia esta narrada en dos tiempos, alternando continuamente escenas del presente y escenas del pasado, pero sin crear ningún tipo de confusión.
La prosa de Emma Healey es bastante descriptiva, muy detallada, pero de fácil lectura. Sigue un ritmo pausado, construído a base de rutinas y recuerdos, que logra que el lector disfrute.
Es un historia que a mí me ha emocionado, ha conseguido removerme por dentro. Elizabeth ha desparecido es una novela emotiva, con personajes creíbles y reales con algo de humor, y que nos hará empatizar y comprender lo que viven día a día los enfermos de Alzheimer y sus familias.

1 comentario:

  1. Por la reseña veo que te ha gustado esta historia. Me lo anoto para leer en un futuro.
    Besos guapa!

    ResponderEliminar