11.5.15

Stockholm


Película: Stockholm. 
Dirección: Rodrigo Sorogoyen. 
País: España. 
Año: 2013. 
Duración: 90 min. 
Género: Drama, romance. 
Interpretación: Javier Pereira, Aura Garrido. Guion: Isabel Peña y Rodrigo Sorogoyen. 
Producción ejecutiva: Borja Soler, Pedro Martín-Calero, Alberto del Campo y Rodrigo Sorogoyen. 
Fotografía: Alejandro de Pablo. 
Montaje: Alberto del Campo. 
Dirección artística: Juantxo Divasson. 
Vestuario: Lorena Puerto. 
Distribuidora: Festival Films. 
Estreno en España: 8 Noviembre 2013. 
No recomendada para menores de 16 años.

Sinopsis: Una noche, en una discoteca, ves a una chica y te enamoras automáticamente. Se lo dices, pero no te hace caso. Insistes y consigues estar con ella el resto de la noche. La convences y terminas en la cama con ella. ¿Qué ocurriría si al día siguiente no es la chica que parecía ser? Una noche, en una discoteca, estás cansada y viene el típico chico que dice que se ha enamorado de ti. Le dices que se vaya, pero él insiste. Compruebas que no es el típico chico, es gracioso, encantador y además se ha enamorado. Notas que te gusta y terminas accediendo a pasar la noche con él. ¿Qué ocurriría si al día siguiente no es el chico que parecía ser?

Trailer:




Crítica:

El argumento de esta película se resume así: un chico que quiere ligar y una chica que lleva tiempo sin salir y se siente atraída por la presencia, insistencia y perseverancia de la chácara de éste. Todo se reduce al tira y afloja de la seducción y a las mañas y estratagemas para cerrar esa noche que parecía anunciar algo de mayor calado.

Stockholm es un proyecto realizado con muy poco dinero pero eso sí con mucho, mucho talento. Tiene un excelente guión, en el que toda la historia se reduce a un intenso y laborioso diálogo que se prolonga durante toda una noche y continua a la mañana siguiente de forma reveladora y cruel.
Hay que alabar la extraordinaria labor de los actores, Javier Pereira y Aura Garrido están espléndidos en sus papeles, convencen en todo momento y no dejan indiferente a nadie.
Una película de apenas dos actores y tres o cuatro escenarios, de una sencillez envidiable y enorme calado emocional. Una historia atrayente a la par que profundamente humana que convierte a Stockholm joya del cine español. Elegante y sutil.

2 comentarios:

  1. Yo también la vi hace poco y me declaro super fan de la historia y de ese aire minimalista que tiene. Recomendadísima!
    =))

    ResponderEliminar
  2. Yo también la vi hace poco y me declaro super fan de la historia y de ese aire minimalista que tiene. Recomendadísima!
    =))

    ResponderEliminar