19.9.16

Kindle, mi experiencia

Hace algo más de un año decidí comprarme un libro electrónico o ereader. La verdad es que llevaba un tiempo barajando la posibilidad de hacerme con uno por la falta de espacio en las estanterías para seguir acumulando libros (lo reconozco, yo también sufro de diógenes lectora), pero nunca me decidía a dar el paso.
La razón principal para lazarme a la lectura en digital fue un cambio en mi situación laboral. Los tiempos de espera en la parada del bus suelen ser muy provechosos para leer, pero el peso de un libro físico en el bolso es directamente proporcional a mis dolores de espalda :(


Finalmente opte por comprarme un Kindle, porque me lo habían recomendado varias personas y además aprovechando una oferta puntual me salió muy bien de precio, 60 euros si no recuerdo mal (me ahorre 20 euros).
A día de hoy, después de un año con él puedo decir que fue una decisión acertada. ¡Estoy encantada! No dejo de lado las lecturas en papel, pero el libro electrónico me ofrece la posibilidad de leer historias que de otro modo igual retrasaría o simplemente dejaría pasar.
Es una buena inversión. Este dispositivo pesa 160 gramos, es de 6 pulgadas y de tinta electrónica, una tecnología que permite leer en pantalla como si se tratara de papel. Este modelo tiene 4GB de capacidad (lo que equivale a miles de libros), conectividad Wifi que te permite comprar directamente desde el propio Kindle en la tienda Amazon, un navegador experimental y el consumo de batería es mínimo, una sola carga puede durar hasta cuatro semanas.
Tiene un menú muy intuitivo y fácil de usar. En la pantalla principal están todos los libros que has descargado a tu dispositivo y al tocar en su caratula te lleva a la página donde lo dejaste la última vez ¡adiós marcapaginas! Además puedes modificar el tamaño y tipo de letra.
Una de las funciones que más me llamó la atención es el diccionario, si estás leyendo y una palabra te resulta extraña, puedes tocarla y te muestra su significado.
Solo le encuentro un inconveniente y es que incluye un cable USB pero no el adaptador de corriente que se vende por separado y cuesta un pastón. (Yo lo solucioné usando el del móvil).

Funda protectora: Amazon

Para protegerlo me compré una funda muy chula en color lima que se pliega hacia atrás para poder leer con una sola mano y que activa o pone en suspensión el dispositivo con tan sólo abrir o cerrar la tapa.

El hecho de que no tenga un imán o algo que mantenga cerrada la tapa es en mi opinión un error. Por eso decidí encargarle a Cristina del blog Magdalena Vintage, una funda de tela para guardar el Kindle cuando lo llevo en el bolso y así evitar que se abra.
Entre las dos escogimos esta tela de globos aerostáticos que combina muy bien con el amarillo lima.
Funda de tela: Magdalena Vintage

¿LIBRO ELECTRÓNICO O LIBRO DE PAPEL?
Yo me quedo con las dos, desde que tengo el dispositivo electrónico uso una u otra opción indistintamente. El Kindle me permite tener miles de libros sin ocupar espacio y puedo llevármelo de viaje sin que la maleta reviente de peso. Pero como bien dije antes no dejo de lado el libro en papel.

Y vosotros ¿sois más de libro electrónico o de libro físico? Espero vuestros comentario.

20 comentarios:

  1. Hola, yo sin duda me quedo con el papel. Reconozco que el Kindle tiene sus ventajas pero me gusta mucho más leer un libro tradicional.
    Hace unos meses publiqué en mi blog una entrada parecida, dejo el enlace:
    http://magdalenavintage.blogspot.com.es/2016/06/mi-experiencia-kindle.html

    ¡Gracias por compartir una foto de la funda que te hice! Es muy kuki esa tela y le va genial :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opino como tú, como leer en un dispositivo electrónico no tiene tanto encanto.
      La funda que me hiciste me encanta y no podía dejar pasar la oportunidad de enseñarla ;)

      Besos

      Eliminar
  2. Hola!!
    A mí me encanta leer en papel, pero también leo en Kindle tanto por el esparacio a la hora de viajar y que también es un poco más económico.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. EL precio de los libros también fue un factor importante a la hora de decidirme a comprar un ebook.
      Saludos EStefanía

      Eliminar
  3. Yo también combino ambos formatos. Mi Kindle debe tener por los menos tres o cuatro años y sigue funcionando como el primer día (aunque la batería no me dura ni de lejos lo que a ti xD).

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me momento la batería me va aguantando bastante, de momento... jajaja
      Nos leemos

      Eliminar
  4. Para mi el kindle es uno de mis mejores compras de los últimos años. Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo dudé mucho en si comprarlo o no, pero no me arrepiento en absoluto!

      Besos Natàlia :)

      Eliminar
  5. hola,
    me encanta, ahora a disfrutarlo mucho. Yo ahora mismo soy mas de libro electronico porque no ocupan sitio y son mas economicos, pero me sigue perdiendo el papel

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ^^ Creo que a todos nos pierde el papel..
      Besos =)

      Eliminar
  6. Yo no tengo Kindle pero sí un ereader de Bq y es uno de los mejores regalos que me han podido hacer. No tengo problema en leer en digital y ,como a ti, me parece super cómodo para no ir cargando con el libro.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al igual que tu leo indistintamente en físico o digital. El ebook tiene una serie de comodidades que como digo en el post mi espalda agradece y mucho.

      Besos Cris :3

      Eliminar
  7. Hola! Yo tengo uno del fnac y cumple muy bien su función.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo importante Beatriz. Gracias por el comentario.

      Saludos

      Eliminar
  8. Hola, Tais:

    Soy nueva por aquí, te he conocido gracias a un comentario tuyo en otro blog y creo que me quedo por aquí porque el diseño me ha encantado, porque lo que he leído de momento me ha parecido muy interesante y porque veo que consideras importantes a los seguidores, respondiendo cada comentario (esto es un plus muy a tener en cuenta).

    Sobre la entrada, yo tengo una funda igual que la tuya pero en moradito. Y sí que es verdad que el hecho de no tener imán puede ser un poco engorroso, aunque yo ya me he acostumbrado. Creo que el Kindle es una buena manera de no sucumbir a esa diógenes lectora y de poder llevar libros pesados contigo sin destrozarte la espalda. Y también es útil eso de que no sea necesario un marcapáginas. Anda que no tendré marcapáginas en el cajón y, sin embargo, cuando necesito uno, nunca tengo uno a mano. Pero nada puede igualar al encanto de pasar las páginas. Cada formato tiene sus ventajas y sus desventajas, como todo, y creo que se pueden usar dependiendo de las necesidades de cada momento. ¡Gran entrada!

    Un saludo imaginativo...

    Patt

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Patt!
      Muchas gracias por seguir mi blog y por tus bonitas palabras^^

      En cuanto al tema de la entrada al final acabas acostumbrándote a que la funda no quede cerrada siempre pero que tuviese un imán sería genial, además si tenemos en cuenta el precio que tiene...
      Yo también tengo un montón de marcapáginas, pero a la hora de la verdad acabo usando cualquier cosa que tenga a mano y que pueda hacer la función =)

      Muchas gracias por el comentario.
      Nos leemos ^.^

      Eliminar
  9. hola yo también me quedo con los dos, sigo teniendo el impulso de comprarme libros en papel, parecerá una tontería pero me encanta olerlos jeje. Pero es cierto que en digital tiene muchas ventajas y comodidades, creo que combinar ambas posibilidades es la mejor opción, chao nos leemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opino como tú en que combinar ambas posibilidades es la mejor opción.... y todosseguimos teniendo ese impulso de comprar libros en papel jejej

      Saludos

      Eliminar
  10. Hola, he estado considerando comprar un kindle porque con la escuela, trabajo y practicas profesionales mi tiempo para leer es escaso. Me ha servido mucho lo que escribiste, además opino que si hay tanta tecnología hay que sacarle provecho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien haberte ayudado! En tu situación no lo dudaría y me haría con un dispositivo electrónico. Aprovecharás los ratitos libres que tengas entre una actividad y otra y evitarás cargar con el peso del libro de turno.

      Saludos

      Eliminar